EL FOAM ROLLER NO ES MÁGICO

Llevamos ya más de 6 años experimentando de manera sistemática con diferentes tipos de liberación miofascial: desde el clásico foam roller, hasta las últimas novedades con IASTM o percutores.

Una de las conclusiones a las que hemos llegado tras su uso crónico con diferentes poblaciones, es que los cambios beneficiosos que se producen a nivel agudo durante el calentamiento o la vuelta a la calma, necesitan de otro tipo de estímulos para provocar mejoras en la movilidad sostenibles y perdurables.

Acaba de ser publicado un estudio con aplicación continuada y frecuente de foam roller, para tratar de averiguar si los efectos se mantienen transcurrido un mes.

El diseño está bastante bien realizado, puesto que la liberación miofascial se realiza solo en una pierna, y el rendimiento neuromuscular se compara entre el propio sujeto (si una pierna ha cambiado respecto a la otra), aparte de con un grupo de control que no realizó ningún tipo de liberación miofascial.

Los resultados indican que tanto a nivel de movilidad como de rendimiento muscular (salto, activación de la musculatura, capacidad de producir fuerza), así como el umbral de dolor a la presión, no mejoran.

Aplícalo con cabeza y en su justa medida, teniendo claro que vas a necesitar complementar su uso con otras técnicas de movilidad, activación muscular, fuerza y calidad de movimiento.

Life is Movement, Love Elements!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies