UN WOD DE CROSSFIT QUE ENTRENA TAMBIÉN TU CEREBRO

Las aplicaciones de la alta intensidad son múltiples y variadas. Algunas de ellas, como el cambio en la composición corporal, la mejora en ganancias de acondicionamiento cardiovascular, o los niveles de fuerza en sujetos moderadamente entrenados, son bien conocidas y útiles. Algunas otras (como la aplicación en poblaciones especiales como supervivientes de cáncer, hipertensos, o diabéticos), comienzan a vislumbrarse.

Dentro de estas posibles nuevas aplicaciones de los conocidos en ocasiones como PROGRAMAS DE ACONDICIONAMIENTO FÍSICO EXTREMO, nos hacemos eco hoy de una reciente investigación donde analizan los efectos agudos de un entrenamiento tipo Crossfit sobre la neuroplasticidad del cerebro.

Uno de los campos de la salud y el bienestar del futuro, va a ser sin lugar a dudas el ámbito neurocientífico (añadiríamos también la gestión emocional). El ejercicio físico, como herramienta global de salud, también puede ofrecer grandes aplicaciones a este nivel.

Como podemos ver, un WOD sencillo de 9 minutos, tiene un efecto a nivel agudo que le sienta muy bien al cerebro. Es una especie de «droga cerebral gratuita», aparte de los beneficios cardiometabólicos derivados de un entrenamiento similar.

Como detalle curioso, el ejercicio neuromuscular más demandante y agresivo, la cargada con el 80% de la 1RM estimada, es el que se relaciona directamente con el incremento de este neuropéptido tan beneficioso para tu coco.

Así que… el ejercicio inteligente y con cabeza parece aportar beneficios a muchos niveles.

Life is Movement, Love Elements!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies