SENTADILLA: ESTABLECIENDO 3 ZONAS DE TRABAJO EN FUNCIÓN DE LA TÉCNICA

La sentadilla siempre es una sentadilla… ¿o no?

Una de las cuestiones más importantes en un entrenamiento de calidad y progresivo, es conocer que la técnica varía en función de la carga implicada, aunque aparentemente el movimiento sea el mismo.

La sentadilla acaba de ser analizada en 7 cargas diferentes, mediante una plataforma de fuerzas capaz de reflejar 1000 datos por segundo, y reflejando aspectos que en ocasiones nos olvidamos de mencionar si solo reflejamos la velocidad pico o media de una repetición: el impulso, la aceleración, cuándo frenamos, y cómo es la curva de fuerza, entre otras muchas cosas.

Si os fijáis en las tres imágenes, el análisis del movimiento refleja una realidad bastante diferente en función de la carga utilizada: desde la duración de la fase concéntrica, hasta cómo existen puntos de estancamiento más o menos marcados, o la rapidez en que se produce el pico máximo de fuerza.

Explicar pormenorizadamente los datos en cada una de esas 7 cargas, excede con mucho los objetivos de este post, pero sí que vamos a sugerir establecer al menos 3 zonas de trabajo, donde se producen cambios significativos en varios de los conceptos biomecánicos expuestos, modificando sustancialmente el tipo de sentadilla que realmente estamos realizando.

Life is Movement, Love Elements!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies