SARA GARCÍA, BAJA ARAGÓN 2018: UN SEGUNDO PUESTO QUE SABE A VICTORIA

La piloto Sara García disputó el pasado fin de semana en tierras turolenses la mítica Baja Aragón. La zamorana no ha podido afrontar esta XXXV edición del rally en condiciones óptimas debido al grave accidente sufrido hace menos de 3 meses en el Dakar Series, el cual le dejaba con dos clavículas rotas y un neumotórax. ‘Ha sido una de las lesiones más duras de toda mi carrera deportiva, no sólo por la gravedad de la misma en el plano físico, sino por la parte psicológica que hay detrás. Era la tercera lesión sufrida en este fatídico comienzo de temporada, lo cual ha hecho mella en el plano psicológico’ narraba la piloto.

Este año no ha podido revalidar su victoria en la Baja Aragón, pero haber podido estar allí y disputarle el triunfo a Romero ya es todo un éxito. ‘Tras la operación, estudié de nuevo mi calendario. Sabía que sería muy difícil llegar a la Baja Aragón, pero era una de las citas prioritarias en dicho calendario, asique… ¡había que intentarlo! Finalmente, me ví con las fuerzas suficientes para poder finalizar la prueba y decidí inscribirme. En la prólogo me colocaba  d (para mí un resultado más que satisfactorio para la forma física en la que pudimos llegar).
La sorpresa vino el sábado, donde conseguí colocarme en el segundo puesto, a tan sólo 14 minutos de la primera clasificada y con un margen de 28 minutos sobre la tercera. Este resultado me dio un gran chute de energía para afrontar la especial del domingo con un extra de motivación, la cual acrecentó el numeroso público que me animó durante todo el recorrido. Tras disfrutar durante toda la especial del pilotaje sobre el suelo mojado que nos había dejado la lluvia caída durante toda la noche, ¡conseguimos la primera posición en la etapa!
Cuando llegué al final de la especial… ¡no podía creérmelo!
Estuve llorando de emoción los 30 km de enlace hasta el parque cerrado’ nos comentaba García visiblemente emocionada. Finalmente la piloto zamorana sellaba un increíble segundo puesto en la clasificación del Campeonato del Mundo de Bajas y; tan sólo 13′ 21″ le han separado del cajón más alto del pódium.
 

De abril a julio, Sara ha tenido tiempo de recuperarse y volver a su nivel, o a un punto muy cercano al mismo. Su actuación en la Baja prueba que está en el sendero adecuado, y que su afinidad con la Yamaha WR450F no se ha resentido ni un ápice.

Un objetivo claro para la próxima temporada: preparar a conciencia cada aspecto del Dakar, tanto el físico como el mental, que será vital para abordar el reto de no sólo ser la primera mujer en hacer el Dakar en malle moto, sino en ser la primera en terminarlo sin asistencia.

Enhorabuena campeona, muy orgullosos de formar parte de esta experiencia y llenarnos de barro en esos armortiguadores 🙂

Life is Movement, Love Elements!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This