MUJER DEPORTISTA E INCONTINENCIA URINARIA: UN PROBLEMA REAL.

Un nuevo estudio viene a reafirmar uno de los efectos secundarios no deseados que la actividad física y deportiva tiene sobre el cuerpo femenino: la incontinencia urinaria.

Si bien los efectos positivos del ejercicio son innumerables, es conveniente que los entrenadores sean conscientes, sobre todo en deportes o actividades de impacto, de la necesidad de implementar programas preventivos para el cuidado del suelo pélvico, no como estructura aislada, si no formando parte del complejo lumbo-pélvico-abdominal y respiratorio.

Los número están ahí: las deportistas presentan una incidencia de incontinencia del doble que las no deportistas. 

Atentas si padecéis infecciones de orina recurrentes (que pueden ser un indicativo de debilidad en esta zona), o cuando estáis constipadas (la tos y el estornudo, de las maniobras que mayor presión intraabdominal provocan, será conveniente limitar en esos períodos si se puede esas actividades de impacto).

Ya sabéis que en nuestro seminario avanzado de Mujer y Rendimiento, este y otros temas (hormonales, biomecánicos y condicionales), son tratados para ofrecer herramientas prácticas y poder colaborar de manera eficiente con otros profesionales de la salud.

Life is Movement, Love Elements!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This