ESTEROIDES ANABOLIZANTES: ¿SON EXAGERADAS LAS CONSIDERACIONES MÉDICAS?

En el 2006, dos de los más prestigiosos investigadores a nivel mundial sobre entrenamiento de la fuerza y acondicionamiento físico (Jay Hoffman y Nicholas Ratamess, del College of New Jersey), pusieron este título a un artículo de reflexión sobre esta situación que es una REALIDAD en el ámbito del rendimiento deportivo y el fitness.

La pregunta principal es, ¿por qué si existen tantos efectos perjudiciales supuestamente sobre la salud, no para de crecer el número de consumidores de estas sustancias, tanto a nivel recreativo como deportivo? Porque es una situación que ya lleva con nosotros cerca de 60 años describiéndose… es decir, no se trata de una “moda” o algo pasajero.

Lo que no puede ponerse en duda a día de hoy, son los principales efectos ergogénicos que tienen este tipo de medicamentos, que suelen ser objetivos principales en la mayor parte de nuestros clientes:

  • Mejora de la masa muscular.
  • Disminución de la grasa coporal.
  • Incremento del rendimiento en fuerza y potencia muscular.
  • Mejora la recuperación de determinadas lesiones.

Ya comentamos la semana pasada los diferentes efectos secundarios que una toma descontrolada de estas sustancias son indicadas por consumidores habituales, que de nuevo vienen reflejadas por estos dos autores:

  • Efectos cardiovasculares potencialmente muy dañinos (elevación lípidos y presión arterial, disminución función miocárdica).
  • Incremento del riesgo de daño hepático.
  • Cambios ginecológicos irreversibles como la ginecomastia y clitomegalia.
  • Cambios dermatológicos como acné, aparición de estrías, calvicie, masculinización y vello facial.
  • Unos cambios psicológicos importantes (depresión, ansiedad, agresividad exhacerbada).

En el siglo XXI, posiblemente estamos ante el reto de comprender el uso lógico, útil y beneficioso de estas sustancias, que es lo que ha hecho la farmacia y medicina durante bastantes años ya, comprendiendo en qué casos puede estar incluso indicado su consumo, cantidades, dosificaciones, posibilidades para evitar efectos secundarios, y un largo etcétera.

Por delante, que somos una escuela donde consideramos que los tres pilares básicos de la salud y el rendimiento humanos siguen basándose en el MOVIMIENTO, la NUTRICIÓN y la GESTIÓN PSICO-EMOCIONAL.

Esperamos vuestros comentarios y opiniones al respecto.

Life is Movement, Love Elements!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This