Artículo del mes: Documento de consenso sobre frecuencia de comidas

Son muchas las ocasiones en que, debido al rápido avance de las ciencias de la salud, y la proliferación de blogs, páginas especializadas y revistas científicas, el tremendo caudal de información disponible conduce a que «los árboles no nos dejen ver el bosque».Cuando nos acercamos al mundo de la nutrición, o los clientes nos preguntan al respecto, comenzar avasallándoles con complicados cálculos energéticos, cambios drásticos en la composición de alimentos, cócteles de suplementos potenciadores del rendimiento, compra de alimentos mágicos orgánicos…. Puede llegar a suponer una barrera más que traspasar. Y cuando un cliente sedentario ha dado ese paso inicial para acercarse a nuestro centro, lo que necesita es una cálida pista de aterrizaje (que en nuestro caso, viene señalizada siempre de la mano de un buen profesional del ejercicio).Como podéis ver en este excelente artículo de revisión, una de las maneras más sencillas de comenzar a mejorar la nutrición de muchos clientes, es promover un reparto más equilibrado de la frecuencia de comidas a lo largo del día, un objetivo sencillo de afrontar durante las primeras semanas de entrenamiento.Aunque hemos señalado las conclusiones más relevantes del estudio en la imagen que acompaña este post, os invitamos a leer con calma el artículo completo, para sacarle bien todo el jugo que tiene.

Ya sabes, CONCIENCIA + EXPERIENCIA + CIENCIA

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies